A todos los que se quejan de los que (qué paradoja) se quejan de una serie: Hay muchos motivos para ver una serie y quejarte de ella. Vayamos, mis queridos desconocidos, con algunos casos de ejemplo:

1. Hay un señor terrorista afincado en tu casa que te obliga a verla, pero, por alguna extraña razón, le da igual que hagas críticas feroces contra ellas.

2. Eres crítico profesional de series de televisión.

3. Eres un multimillonario cínico y aburrido de la vida, que ha hecho y visto todo lo que hay que hacer y ver en el mundo exterior, fuera de una pantalla, y ahora, en tu excentricidad de multimillonario, te da por dejarte crecer las uñas, odiar la piel ajena, y ver series. Aquí, la probabilidad estadística afirma que habrá una serie, al menos una, que no te guste (probablemente sea física y química si tienes más de doce años y más de 26 de CI; o el secreto de puente viejo si tienes menos de sesenta años).

4. Eres un explorador alienígena, y estás confundido, y crees que las series son, no sé ventanas a otros tiempos, o a otros mundos, o al interior de un sandwich (supongo que los aliens no tienen porqué saber de antemano de qué está relleno un sandwich).

5. Estás secreta y enfermizamente enamorado de uno de los protagonistas, y te tragas temporadas y temporadas sobre zombies que van perdiendo sus habilidades motoras capítulo a capítulo sólo para verle el culo al chino, o un tobillo (para gustos...)

6. Conociste en el instituto al productor de la serie, y te robó a Nancy, esa zorra traicionera, que te dejó tirado por él en el baile de fin de curso, y acabaste bailando con tu tío borracho en el maizal del viejo Tom. Por eso, odias al maldito productor que arruinó tu vida (si algo me enseñaron las películas americanas es que lo que ocurre en un baile hortera de colegio determina el resto de tu vida) y la única forma de hundirle, desde el interior del garaje de tu madre en Kentucky, es haciendo críticas mordaces o estúpidas como ésta que nadie va a leer.

7. Puede, y sólo puede (aunque yo no me creo esta teoría), que la serie te haya gustado, y te hayas encariñado con los personajes, o te intrigue la trama, o alguna trama secundaria, y quieras saber qué ocurrirá, cómo terminará la historia. Aunque ahora te parezca una puta serie de mierda, una telenovela venezolana de martes a las cuatro de la tarde en verano. Aunque ahora creas que la serie bien podría llamarse: "Me comeré tu corazón" y estar protagonizada por Juan Miguel Sebastián. Es decir, que mantengas una esperanza de que la serie mejore, y si no, de saber qué ocurre con el niño, si acabará convertido en Billy el Niño, el Llanero que todo lo Remata.

8. Esta última resume, engloba, abarca y explica todas las demás: Porque te sale de los cojones de Wesley Snipes. Hasta aquí, mis amables desconocidos, la explicación al debate de hoy, "Visionado y crítica de series; ¿Locura, gilipollez, o qué?" Y un último consejo: Tomad fibra, mis bribonzuelos, que la mala leche se expulsa por el ano.

gracias a poliorcetes de series.ly por el texto
aparecia en un articulo relacionado con
The Walking Dead

Comparte este artículo

Google+


0 comentarios :

Publicar un comentario

Es muy importante saber tu opinion sobre lo que se publica en este blog asi que POR FAVOR DEJA TU COMENTARIO.

Comentar es facil, simplemente escribe tu comentario en el cuadro de abajo y donde dice Comentar como: selecciona Nombre/URL escribes tu nombre y listo!! (URL puede dejarse en blanco)